Potenciando el liderazgo político de las mujeres en Guatemala

Pese a que las mujeres en Guatemala representan el 52% de la población nacional (Censo INE 2018), que el 53% de las personas que asisten a las universidades privadas y pública en el país son mujeres (INE 2019) y que el 52% de las personas inscritas en el padrón electoral según el Tribunal Supremo Electoral en 2019 son mujeres, la brecha de desigualdad en género es una de las más grandes en América Latina.

A pesar que las mujeres son mayoría, en pleno 2022 de los 340 municipios que hay en el país, únicamente 10 son dirigidos por mujeres, esto quiere decir un 3%. A su vez, de los 161 cargos a diputaciones en el Congreso de la República, solamente 31 son mujeres, lo que equivale a un 19%. Con los datos anteriores, parece irónico que siendo mayoría las mujeres no se vean representadas en los puestos de toma decisiones.

Esto no se debe a que no posean capacidades para ello, históricamente, a las mujeres se les ha relegado a los espacios privados (el hogar) y a los trabajos de cuidado (en la familia), adoptando un rol reproductivo, esto quiere decir, que las actividades que realizan garantizan el bienestar y la supervivencia de las y los integrantes de la familia. A su vez, los hombres han tomado los espacios públicos (la política) y los trabajos productivos (el trabajo), es decir, en donde se producen bienes y servicios y generan ingresos y reconocimiento.

Sin embargo, si queremos dirigirnos a ser una sociedad menos desigual es importante la representación equitativa de las mujeres en los espacios políticos, de liderazgo y toma de decisión. Según Arauz, R. (2021) Tener liderazgo político no es sólo estar en un Partido Político o en el Congreso de la República. Si bien, esta es una actividad importante relacionada al ejercicio político, hacer política, es más que eso. Es cualquier actividad que tenga un impacto en la vida pública. Tiene que ver con el incidir para el goce de derechos, oportunidades, responsabilidades, vidas libres, dignas y seguras.

Comúnmente se suele escuchar que las personas líderes son aquellas que dirigen, mandan, están al frente de un grupo, son las más expertas, las que más influencia tienen, e inclusive, las que tienen la última palabra, o, dicho de otra manera, su decisión es la que tiene el poder final. No obstante, en el documento Liderazgo Feminista, definiciones clave, de la organización JASS, se reflexiona sobre liderazgo, indicando:

            “La sociedad ha tendido a mistificar las habilidades de liderazgo como de alguna manera pertenecientes sólo a unas pocas personas que luego son vistas como mejores que todas las demás. Pero si vemos las habilidades de liderazgo como algo que muchas personas tienen en diversos grados; habilidades que pueden ser construidas, apoyadas y mejoradas porque son necesarias en el mundo, no para hacer que una persona sea superior, entonces podríamos tener una mejor manera de lidiar con el liderazgo” (p. 6).

Esto quiere decir que todas las personas podemos ser líderes en diversos grados, podemos guiar, acompañar e influenciar los comportamientos, actitudes y pensamientos de otros y otras. Los lugares micro para ejercer el liderazgo son varios, está la familia, el espacio laboral, y organizaciones de sociedad civil. Desde lo macro están las comunidades, en organizaciones gubernamentales y partidos políticos.

Estos últimos, para las mujeres, tiene efectos directos hacía nuestro bienestar. Por ejemplo, la iniciativa de Ley para el Fomento de la Salud Menstrual Digna, presentada por la diputada Andrea Villagrán, Sonia Gutiérrez, Ligia Hernández y Evelyn Morataya en conjunto con la organización Period Guatemala y Alas de Mariposa son propuestas de ley que resuelven problemáticas de mujeres, ¿alguno de los 130 diputados hombres la habría presentado o inclusive pensado? Probablemente no, porque no son problemáticas que les atraviesan a ellos.

Problemáticas como la violencia obstétrica y ginecológica, los femicidios o la explotación sexual, en su mayoría les afectan a las mujeres. Si bien, la responsabilidad no debería recaer únicamente en las congresistas, son estas las que le pondrán mayor interés. Y sino tenemos paridad en el Congreso, difícilmente se verán como prioridad las necesidades e intereses de la mitad de la población. Es por ello por lo que debemos fomentar como sociedad el liderazgo político de las mujeres en todas las esferas.

Linda Alay
Estudiante de Trabajo Social y Derecho, defensora de los derechos humanos, la justicia social y la equidad de género. Participo activamente para fortalecer la participación política de las juventudes y mejorar las condiciones de vida de la población.

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

PUBLICIDAD

Los más recientes

“HÁGALE PUES”, EL NUEVO RITMO DE FIESTA QUE TRAE EL DJ COLOMBIANO PERSA

Siendo originario de Bogotá, Colombia, Felipe Ramírez, mejor conocido como Persa, en el mundo de la música electrónica, es un apasionado viajero del mundo...

REGRESA EL JUGUETUBER EN SU CUARTA EDICIÓN PREPARA TUS JUGUETES PARA REGALAR SONRISAS

Después de una pausa por la pandemia Covid-19, nuevamente se reunirán los generadores de contenido digital de Guatemala en una recolecta de juguetes, a beneficio de niños...

GOBIERNO DE JAPÓN Y UNICEF ENTREGAN AL MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA Y ASISTENCIA SOCIAL EQUIPO PARA FORTALECER SISTEMA DE VACUNACIÓN EN EL PAÍS

Ciudad de Guatemala, 15 de noviembre de 2022. El Gobierno de Japón y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), entregaron...

Los más vistos

MAQUILA VILLANOVANA PRESENTA CASOS POSITIVOS DE COVID-19

Esta semana se reportó un caso de Covid-19 en Texpia3, una maquila Coreana de propiedad de SAE A International, la cual elabora productos textiles...

Cristian Orantes, la viva voz de un Génesis

Génesis, es el nombre artístico de Cristian David Orantes de 18 años de edad, su gusto por la música dio inicio a sus 12...

EVOLUCION DEL TRANSMETRO EN GUATEMALA

Fue el 3 de enero de 2007 cuando por primera vez salió el Transmetro a las calles, dicho proyecto tomó cerca de dos años...
Contáctanos